• Patty Calle

La realidad sobre la supuesta ‘universidad porno’ colombiana, con clases prácticas de seis meses


En los últimos días circuló en algunos medios digitales así como en las redes sociales la información sobre la apertura de la primera 'universidad porno' en Medellín (Colombia). Supuestamente en la 'institución educativa' los alumnos tendrían la oportunidad de convertirse en estrellas del cine para adultos en tan solo seis meses de clases, a golpe de ejercicio práctico. Pero la realidad es otra.

La información la empezó a rodar un diario mexicano y también uno británico. Pero la organizadora de la jornada, la actriz porno colombiana Amarantha Hanken, en sus redes sociales, desmintió que se trate de un curso extenso. "La escuela porno nació porque nos escribían continuamente diciendo que querían ser actores o actrices porno, por redes sociales y por correo", explica Hank al medio digital elespañol.com "Querían participar en castings. Eso pasa mucho en Latinoamérica, sobre todo en Colombia de donde soy yo. Estábamos cansados y eran muchas personas, por lo que no podíamos hacer castings a todos".

Hanken explicó que cuando han realizado actividades similares no les ha ido muy bien. "Los chicos llegan con una idea equivocada de lo que es la pornografía", aseguró la actriz. "Entonces queríamos explicarles qué pasa en la pornografía: cómo está la industria (...) cómo tratar a una actriz en medio de un rodaje o cómo hacer para mantener una erección, o qué toman los hombres cuando graban y cuáles son los riesgos de algunas ayudas como inyectarse el pene", agrega.

La actividad solo consiste en una conferencia muy larga dividida en varias partes, durante un fin de semana. Hanken comenta que al final se realiza una práctica con uno de los asistentes para conocer posturas, ángulos, encuadres, entre otros puntos relevantes.

"Estamos definiendo la siguiente fecha (del curso), que será en Bogotá. Y es eso, no es lo que ha publicado un diario mexicano que dice que son seis meses. Es un fin de semana nada más y no son prácticas con doce personas, eso es mentira. Simplemente tenemos una actriz que representa una escena con uno de los asistentes, o con varios dependiendo de las circunstancias, pero no con todos. Inscribirse no garantiza que van a ser actores ni que van a tener sexo allí. Pero van a aprender un montón de cosas que si son inteligentes van a poder aplicarlas muy bien", puntualizó la experiodista. (I)

Fuente: El Universo


0 vistas

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.