• bvaldivieso

Chuck Norris, el hombre que puede acabar con todo, lucha contra la enfermedad de su esposa


A inicios del 2000, no era raro escuchar comentarios que, a modo de broma, daban a entender que Chuck Norris era invencible, que nada lo podría quebrantar. Sin embargo, el actor se enfrenta desde el 2013 a su batalla más difícil y, lejos de las cámaras, lucha por combatir la enfermedad de su esposa.

El actor, según informa el diario El País de España, está convencido de que un elemento químico llamado gadolinio enfermó a su pareja, la actriz y modelo Gena O'Kelly de 56 años con quien tiene dos hijos. Norris acusa que el padecimiento de O'Kelly se debe a una negligencia médica, por lo que anunció en el 2017 que se retiraría del cine, luego de más de cuatro décadas de actuación.

De acuerdo con el tabloide británico Mirror, Norris acusa a los doctores de haber "envenenado" a su esposa tras realizarle una serie de resonancias magnéticas. En los procedimientos habrían utilizado gadolinio.

Según explica el sitio web de la Clínica Mayo, el gadolinio, se utiliza para mejorar la calidad de algunas resonancias magnéticas como un medio de contraste que se inyecta en una vena de la mano o del brazo.

Según Norris, tras la "intoxicación" que sufrió su esposa en el 2013, la mujer presenta severos dolores y problemas en sus riñones. El medio británico asegura que en un transcurso de ocho días, O'Kelly recibió tres inyecciones de este componente. Por ello, la pareja está convencida de que el gadolinio arruinó la salud de la mujer.

En el 2017, Chuck Norris interpuso una demanda de USD 10 millones contra 11 compañías fabricantes de gadolinio. Según dijo entonces, desde las inyecciones su pareja sufre de episodios de dolores intensos y de una sensación de ardor en su cuerpo que la ha llevado al hospital en más de una ocasión.

Norris interpuso la demanda asegurando que los fabricantes conocen los riesgos de la utilización del gadolinio, sin embargo, no informan correctamente a los pacientes sobre ellos. La indemnización, dijo en ese año, serviría para cubrir los USD 2 millones que había invertido en tratamientos para su esposa.

"Abandoné mi carrera cinematográfica para dedicar mi vida entera a mantener viva a Gena. Eso es lo más importante, que ella continúe con nosotros y que lo que le ha ocurrido no lo sufra nadie más", declaró Norris, quien cumplirá 80 años en el 2020. "Mi amor por ella es más fuerte que mi carrera, el dinero, cualquier otra cosa. Está enferma, sufre, y yo seré su custodio y su consuelo", añadió el intérprete. Desde entonces, Norris vive en un rancho en Texas y se sabe poco de él.

Fuente: El Comercio


  • Facebook - White Circle
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.