• bvaldivieso

Cómo usar tacones sin dolor


Usar tacones puede causar problemas físicos y resentir tu salud, pero si quieres usarlos, ¡hazlo sabiamente!

Para algunos se trata de una altura adicional. Para otros, simple atractivo sexual. Sin embargo, otros no pueden resistir la última tendencia de la moda y usarán solo el estilo actual, sin importar lo incómodo que sea. Cualquiera que sea la razón, a las mujeres nos encantan nuestros tacones altos. Casi la mitad de todas las mujeres usan tacones altos, y esto está causando estragos en sus cuerpos.

La mayoría de personas se quejan de que los tacones altos les hacen daño

Cómo perjudican los tacones alto

La mayoría de personas se quejan de que los tacones altos les hacen daño. El impacto de usar tacón alto va más allá que de la incomodidad del pie. Imagina una línea recta que va desde la parte superior de la cabeza hasta los talones, conectando la cabeza, el cuello, la columna vertebral, la pelvis y los tobillos en una línea continua y bien apoyada. Ahora ponte un par de tacones. De repente, esa bonita línea recta se desalinea.

Cuando pones el pie en un tacón, tu distribución de peso se desplaza hacia adelante, entonces, en lugar de plantar el pie en el suelo como si estuviéramos destinados a caminar, tu peso se desplaza a la punta de tu pie. Para compensar eso, las rodillas y las caderas sobresalen hacia adelante y la espalda se hiperextiende al contrapeso. Estás caminando con todo tu esqueleto desalineado...

Esta desalineación puede provocar dolor en todo el cuerpo. Si bien puedes comenzar en los pies, puede doler e incluso dañar los tobillos, las rodillas, las caderas, la espalda ... Así que es realmente todo el esqueleto el que se ve afectado por la altura de los tacones.

Alto, delgado y todos los días: un trío peligroso

No es sorprendente que cuanto más alto y delgado sea el tacón, peor será para tu pie. Los tacones de aguja son probablemente los peores, al igual que los zapatos con un tacón de más de cinco centímetros. Usar tacones altos con demasiada frecuencia y durante demasiado tiempo no es para nada recomendable...

La forma de la puntera y el material del zapato también juegan un papel en la creación de un talón saludable. El daño que puede provocar a largo plazo puede ser irreversible.

Tacones más saludables

A pesar de todas estas advertencias, aún puedes usar tacones altos sin dañar tu cuerpo. Puedes usar tacones si lo haces de manera inteligente. Para conseguirlo sigue estos consejos:

Elige un zapato más seguro

Hay tres elementos clave que cualquier zapato saludable para el cuerpo debería tener. En un zapato correcto, necesitas absorción de impactos, amortiguación y soporte para el arco. Cuando no lo consigas de manera regular, vas a causar una lesión o hacer algo a lo que eres susceptible, como un juanete o peor. Además, cualquier zapato de tacón alto debe tener un tacón de menos de 5 centímetros para disminuir la tensión en el cuerpo.

Lo ideal es utilizar calzado como plataformas o cuñas porque dan altura sin necesidad de lastimarte. Aunque puedes tener un poco de altura con plataformas y cuñas, puedes hacer trampa porque tienen una mayor superficie para distribuir tu peso corporal. Entonces, cuando usas una cuña, no solo te balanceas en ese pequeño estilete. Hay más estabilidad y no es tan malo para ti.

Ten en cuenta tu horario diario cuando planifiques tu calzado para el día

Planifica de forma más inteligente

Ten en cuenta tu horario diario cuando planifiques tu calzado para el día. Si sabes que estarás de pie corriendo todo el día, no elijas los tacones de aguja... mantén los zapatos cómodos cerca de ti por si tienes que cambiarte durante el día.

No uses tacones todos los días

Al igual que dejas que tu cuerpo descanse entre entrenamientos, tus pies necesitan descansar de los tacones altos. Lo ideal es combinar tu calzado durante toda la semana e incluso durante el día para que tus músculos no se tensen demasiado con un estilo en particular.

Fuente: Bekia Salud


  • Facebook - White Circle
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.