• bvaldivieso

5 indicadores de que tu empresa tiene una mala cultura laboral



© Pexels ¿Estás en un trabajo tóxico?


Si no has cambiado de trabajo en el último año, es muy probable que lo hayas considerado y puede ser porque se trata de un sitio tóxico.


Entre abril y septiembre de 2021, en un cifra récord, 24 millones de trabajadores estadounidenses renunciaron a sus trabajos, según la Oficina de Datos Laborales de Estados Unidos.


Esta «Gran Renuncia» ahora impacta a los sectores de «cuello azul y blanco» casi por igual, con industrias de alto empleo como la consultoría de gestión entre las más afectadas.


¿El factor más importante que impulsa a los trabajadores a renunciar? Una cultura laboral tóxica. Eso según una investigación publicada en enero dirigida por el profesor de MIT Sloan Management Donald Sull, su hijo Charlie Sull y el profesor de la Universidad de Nueva York Ben Zweig.



Reproductor de vídeo de: YouTube (Política de privacidad, Términos)


«El indicador individual más frecuente fue tener una cultura tóxica», dijo Donald Sull en la edición de marzo del podcast Dare to Lead with Brené Brown.


«Es más de 10 veces este indicativo que la compensación, cuando se trata de comprender si una empresa tiene una facturación mayor o menor que su industria en su conjunto», agregó.


Pero, ¿Cómo es un lugar de trabajo tóxico? Donald Sull comentó que puede ser difícil saberlo.


“Todo el mundo está de acuerdo en que la cultura tóxica es mala, pero hay muy poco consenso en lo que constituye un trabajo con esta característica”, destacó.


«¿Qué hace que la cultura pase de ser molesta o algo molesta a ser francamente tóxica?»


Para tratar de responder a esta pregunta en particular, el equipo de investigación está listo para publicar un nuevo análisis basado en 1.4 millones de reseñas de personas empleadas, identificando las razones más comunes por las que otorgan una puntuación de cultura baja.


Sus resultados mostraron cinco indicadores de una cultura laboral tóxica: gestión excluyente, irrespetuosa, poco ética, despiadada y abusiva.


«Realmente se destacan por encima de literalmente cientos de otras cosas de las que la gente se queja», indicó Sull.


1. No inclusivo

El lenguaje, las acciones o las actitudes excluyentes o no inclusivas fueron el factor más común de un lugar de trabajo tóxico, según el estudio.


Los lugares de trabajo no inclusivos pueden manifestarse de muchas maneras diferentes. Pero, ser discriminado o excluido en la oficina debido a su raza, edad, sexualidad o género fueron algunos de los más comunes.


«Hay un montón de temas en torno a las personas que sienten que ‘no me incluyen. No me tratan de manera justa debido a mi identidad'», aseveró Donald Sull.


«Ese conjunto de temas es el indicador individual más grande de una revisión negativa», agregó.


2. Falta de respeto

Cuando los trabajadores sienten que no son respetados dentro de una empresa, ya sea por parte de jefes o colegas, puede generar sentimientos de deshumanización y pérdida de personalidad, descubrió el equipo.


«Si la gente habla de no sentirse respetado en la fuerza laboral, este es un fuerte indicador de una crítica negativa», comentó Donald Sull.


«La distinción crucial es en realidad emocional», agregó Charlie Sull.


«Cuando lees muchos de estos comentarios de los empleados, puedes ver que algunas emociones como la ira y el desprecio realmente se manifiestan».


«Así que tendrán todos estos términos como: «Siento que me tratan como un engranaje en la máquina».


O «Siento que me tratan como ganado o como un insecto». Todos estos términos diferentes para transmitir la despersonificación, la deshumanización», puntualizó.


3. Comportamiento poco ético

El comportamiento poco ético o la baja integridad fue el tercer factor más común de un lugar de trabajo tóxico.


Donald Sull definió esto como: «Comportamiento poco ético, deshonestidad o incumplimiento de la regulación».


El comportamiento poco ético a menudo se considera a escala individual, pero cuando se filtra en la cultura de la empresa o los superiores lo alientan activamente, puede crear un lugar de trabajo tóxico.


El acoso, el sexismo, el robo y el abuso verbal fueron algunos de los comportamientos poco éticos más comunes en la oficina, según una encuesta de 2018 realizada por investigadores de Warwick Business School.


Pero el estudio también registró informes de abuso físico, conflictos de intereses, mal uso de los recursos de la empresa, racismo y discriminación.


4. Todos contra todos

Los lugares de trabajo despiadados alientan a los empleados a trabajar unos contra otros en lugar de colaborar.


Donald Sull definió estos lugares de trabajo como «cuando las personas se esfuerzan por socavar a los demás».


Las organizaciones con una cultura laboral tóxica también sufren niveles más bajos de compromiso de las y los empleados, lo que puede afectar la productividad general.


Gallup encuesta constantemente a personas trabajadoras estadounidenses sobre el compromiso y encuentra que las compañías con personas que no están comprometidas experimentan un mayor ausentismo, más incidentes de seguridad, productos o servicios de menor calidad, e incluso, mayor robo.


5. Líderes abusivos

Los jefes abusivos pueden tener un efecto grave en la salud mental y física de una persona empleada.


«Si alguien trabaja en un entorno tóxico, tiene entre 35% y 55% más de probabilidades de que le diagnostiquen una enfermedad importante», aseguró Donald Sull.


Para la mayoría de las personas trabajadoras, la realidad es que su jefe tiene un mayor impacto en su salud que su médico».


La investigación de Sull mostró que las empresas a menudo prometen una cultura que no siempre cumplen.


También tenía sugerencias sobre qué buscar en términos de una cultura positiva.


«Lo contrario de los cinco puntos ‘tóxicos’: respeto, integridad, diversidad, colaboración. Estos se encuentran entre los 10 valores principales enumerados con mayor frecuencia», agregó.


«Esto es lo que los empresarios prometen a sus empleados», finalizó. Escucha el podcast completo aquí.


FUENTE: Msn.com

14 visualizaciones0 comentarios