top of page
  • ssolis9

Blonde: Recrear los vestuarios de la nueva serie de Netflix fue todo un reto


Jennifer Johnson, es la diseñadora de vestuario de ‘Blonde’ la nueva serie de Netflix que se estrena este 28 de septiembre y, que relata la vida de la icónica Marilyn Monroe. La diseñadora asegura que recrear los looks más emblemáticos de Monroe fue todo un reto sobre todo “hacer que se vieran lo más reales posibles y no disfraces”.


El vestido de coctel blanco que utilizó Monroe al posar sobre un respiradero del metro en “The Seven Year Itch” fue uno de los más difíciles de crear. Johnson asegura que la técnica de pliegues utilizada en ese vestido ya casi nadie la hace.


“Tuvimos muchos fracasos. Era increíble cuánta tela se necesitó para crear el arco y el drama de ese vestido cuando sale volando sobre el respiradero del metro. Creo que usamos unos 45 metros de tela porque los pliegues no estaban bien. Se veía genial, pero los moldes no estaban diseñados correctamente para los pliegues. Hubo mucha investigación, desarrollo y gasto empleado en ello”, enfatizó Jennifer Johnson.


Pero al final, el resultado fue exitoso y las tomas que realizaron son de admirar “Fue filmado de manera tan hermosa por Chayse Irvin, nuestro increíble director de fotografía, y Andrew es un visionario”.


“Es un verdadero porno de vestido en la película. Hay imágenes increíbles en cámara lenta con las que realmente puedes deleitarte con la calidad del vestido”, asegura Johnson.


A pesar de que ‘Blonde’ es una versión ficticia de la historia de Marilyn Monrore, la diseñadora quería que los vestuarios se desprendieran de la realidad, ya que las piezas que utilizaba la actriz son tan recordadas como ella.


Todo el equipo de vestuario tuvo que crear los atuendos a partir de referencias y fotografías, porque no tuvieron acceso a ninguna pieza original. La única que pudieron ver, tocas y examinar fue un abrigo de la película ‘Niagara’, pero la escena quedó fuera de la serie.

“Obviamente, no podíamos tener acceso a las mismas telas, pero era muy importante mantener la calidad de construcción para esos vestidos originales, para que no se sintieran como una simulación barata o como un disfraz”, dijo la diseñadora.

Johnson recurrió a películas, fotografías de un libro que tenía el director Andrew Dominik y un cuadernillo de William Travilla, un diseñador de vestuario que fue responsable de algunos estilos de Monroe en la pantalla grande.


La diseñadora aprendió por el cuadernillo de Travilla que el vestido rosado de “Gentlemen Prefer Blondes” no se movía correctamente cuando Monroe descendía por unas escaleras cantando “Diamonds Are a Girl’s Best Friend”.


El diseñador, en un ataque de pánico de último minuto, buscó un poco de fieltro verde destinado a una mesa de billar de otro departamento y forró el vestido con él. Aunque Johnson no tuvo que usar fieltro de mesa de billar, sí se sintió identificada con los temores de Travilla cuando ella pasó por problemas similares.


Los atuendos de Marilyn Monroe han sido tan importantes en la industria de la moda, que el vestido blanco que utilizó en New York, fue vendido por 4,6 millones de dólares en una subaste en 2011 y una réplica se vendió en 120 mil dólares.



METROECUADOR

11 visualizaciones0 comentarios
bottom of page