• ssolis9

Cabizbajos arribaron jugadores del Emelec tras eliminación en Copa Libertadores


Este cotejo de vuelta por los octavos de final de la Copa Libertadores se desarrolló ante 56.421 espectadores en el estadio Mineirao, en la ciudad brasileña de Belo Horizonte.


Emelec no jugó a nada. El Bombillo terminó su participación en la Copa Libertadores sin pena ni gloria; los eléctricos cayeron 1-0 (2-1 en el global) con el Atlético Mineiro en octavos de final de esta competición.


Ismael Rescalvo, a pesar de tratar de buscar la clasificación, no pudo plasmar su táctica ofensiva en el gramado del estado en Minas Gerais. Fueron escasas, por no decir nulas, las oportunidades de peligro que ejecutó el elenco eléctrico en el arco defendido por Everson.


Con este resultado, a mitad de temporada, los guayaquileños se quedaron sin pan ni pedazo: eliminados de Libertadores y sin el primer boleto a la final de la Liga Pro. De igual manera, la permanencia del español en el banquillo azul estaría en la cuerda floja.


Después de su cotejo, la plantilla del Bombillo arribó a su hotel para cenar y, posteriormente, dirigirse al aeropuerto para regresar a Ecuador.


Las caras de los jugadores representaba la frustración por la derrota que llegó por la vía del penal; Hulk fue el encargado de tomarse la revancha contra Pedro Ortiz.



Aníbal Leguimazón, defensa central de Emelec, conversó con los medios de comunicación, y se mostró frustrado porque podían haber llegado a los penales.


“Estoy orgulloso de Pedro, me llena de orgullo verlo como trabaja, ojalá pueda lograr todo lo que sueña y anhela. Es un ejemplo de compañeros”, tachó.


Mineiro espera en los cuartos de final al vencedor de la llave entre el también brasileño Palmeiras, bicampeón del torneo, y el paraguayo Cerro Porteño, que se define este miércoles en Sao Paulo y a la que los dueños de casa llegan con la ventaja de un triunfo, por 0-3, en Asunción.

7 visualizaciones0 comentarios