Del Atari a la PS5, así fue la evolución de las consolas de videojuegos


Los videojuegos han sido uno de los grandes pilares de la cultura pop. Sus personajes hasta los avances tecnológicos han permitido que generaciones evolucionen con cada título y de esa manera se ocasionen competencias a nivel mundial hasta llegar a ser considerados como deportes electrónicos.


Hasta la fecha, existe un dilema sobre cuál fue el título como el aparato electrónico más optimo, aunque expertos indican que Nought and Crosses (OXO) fue el precursor en 1952 de la mano de Alexander Douglas.


Con la llegada de Asteroids, en la década de los 70, empezó la eclosión de los videojuegos y con ello la presencia de microprocesadores y los chips de memoria; nacieron los salones recreativos.

Sin embargo, fue en los 80 cuando la popularidad de las máquinas recreativas y de las primeras videoconsolas aparecieron y así títulos como Sonic, Mario o Pac-Man saltaron a la fama mundial.


Grandes consolas

Atari 2600: el sistema de carga adoptado era por medio de cartuchos. Es considerada como una de las primeras consolas domésticas, sus 128 bytes de memoria y sus 1,19 MHz de velocidad revolucionaron el mercado conocido hasta ese momento. Entre los principales videojuegos que saltan con este título fue Pong y Tank.


Nintendo Entertainment System: la reina de los ochenta. Su renombre se debió en gran parte al hecho de adelantarse tres años en el tiempo a sus más directos competidores y al abundante soporte lúdico que ostentaba, con clásicos inolvidables como Mario Bros, Double Dragon, Ghost’n’Goblins o The Legend of Zelda.



Game Boy: Nintendo volvió a arrojarse al terreno de los videojuegos portátiles con su Game Boy, esta vez con cartuchos intercambiables. Las razones de su éxito fueron su pequeño tamaño, su facilidad de uso, la relativa larga duración de las baterías y su precio, no demasiado caro.

Neo Geo: en 1989 la compañía SNK ideó una tecnología para máquinas recreativas más que sobresaliente, capaz de mover sin problemas por pantalla gráficos 2D de hasta 65.000 colores simultáneos y cuatro niveles de scroll parallax


Super Nintendo (SNES): alarmada por la gran acogida de la Mega Drive de Sega, Nintendo sacó en 1990 su primera aportación de 16 bits, la Super Nintendo Entertainment System (SNES) o Famicom.


Se vendieron 50 millones de consolas en todo el mundo. NBA Live, Tortugas Ninja IV, Final Fantasy, Earthworm Jim, Star Fox o Donkey Kong Country fueron sus principales títulos.

Saturn: Sega decidió dar un nuevo paso adelante e introducirse en el mundo de los 32 bits de la mano de Saturn, cuya arquitectura interna contenía 8 procesadores y aceleración gráfica tanto 2D como 3D.

Nintendo 64: fue en 1996 cuando una de las consolas más grandes de los videojuegos llegó. Nintendo dio un golpe de autoridad y con Silicon Graphics instalaron chips dedicados a la visualización 3D y trajo consigo a Mario 64, Turok 2, Donkey Kong y Star Wars.


Sega Dreamcast: fue la última consola de esta empresa y su último intento de competir en el mundo gamer.

Playstation 2: considerado el pináculo de las consolas por dos razones: ser la más vendida de la historia y abrir el camino a sus predecesoras y contar con títulos como GTA, GOD y más.


Xbox: Microsoft lanzó una consola para competir con Sony. Además se creó Xbox live para que los competidores se conectaran y compitieran con jugadores de otras partes del mundo al conectarse a internet.

PlayStation 5: la punta de la pirámide, hasta el momento, de la evolución de las consolas de videojuegos. Desde su lanzamiento en 2020 no ha hecho más que ganar fama y catapultar el termino jugador a otro nivel por las garantías ofrecidas.









metroecuador

25 visualizaciones0 comentarios