top of page
  • Patty Calle

Exmánager de Canserbero confiesa el asesinato del rapero venezolano

Más de un mes después de que las autoridades venezolanas reabrieran el caso de la muerte de Canserbero, su exmánager Natalia Améstica confesó el doble homicidio de su esposo Carlos Molnar y del rapero. Ambos músicos fallecieron el 20 de enero de 2015 en circunstancias que hasta ahora eran consideradas confusas.



El 23 de noviembre, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, anunció la exhumación del cadáver de Tirone José González Orama (nombre de nacimiento del rapero) con el fin de hallar nuevos datos que aportaran al desarrollo del caso. De acuerdo con el funcionario, la investigación se reavivó “ante la necesidad de justicia por parte de los familiares” de las víctimas, así como “el clamor” de los admiradores de ‘Can’.


Para ese entonces, la exmánager de Canserbero y esposa de Molnar, Natalia Améstica, al igual que su hermano Guillermo Améstica, fueron imputados por presunta falsa atestación y obstrucción a la administración de justicia. “Nos encontramos con la sorpresa de que la investigación giró en torno a las primeras declaraciones realizadas por Natalia Améstica, pareja sentimental de Carlos Molnar; quien aparece como la única ‘testigo’ de los hechos”, apuntó Saab.

Según el fiscal, la investigación que se adelantó en 2015 arrojó la que hasta ahora se consideraba como la versión oficial, la cual señalaba que González había tenido un altercado con Molnar en la residencia de este último como consecuencia de un “brote psicótico”. En medio del episodio, el rapero habría apuñalado a su colega y posteriormente se habría precipitado por el balcón del apartamento que quedaba en un décimo piso. En esta historia, Natalia Améstica era la única persona que habría presenciado el suceso.


Esta versión de un homicidio-suicidio se mantuvo por ocho años a pesar de presentar varias inconsistencias, como la posición en que quedó el cuerpo de Canserbero al caer y la sospecha de que su única autopsia pudo haber sido alterada.



La confesión de Natalia Améstica

Al medio día del martes 26 de diciembre, el fiscal Saab ofreció una rueda de prensa en la que presentó las nuevas conclusiones que la Fiscalía pudo determinar gracias a sus recientes hallazgos. “Hoy voy a presentar ante el pueblo de Venezuela y la opinión pública internacional a los dos autores materiales e intelectuales del abominable doble asesinato de Tirone González y Carlos Molnar”, inició, añadiendo que también mencionaría a los cómplices de los crímenes.


El funcionario describió cómo los testimonios iniciales de los hermanos Améstica fueron “incoherentes” y tampoco coincidían con las evidencias forenses que halló el organismo, pero en la medianoche del 19 del mes en curso, ambos imputados accedieron a confesar. Saab relató que al someter a Natalia a interrogatorio, esta admitió haber asesinado a Molnar por cuestiones económicas y a González por “envidia”.



Diferentes medios venezolanos difundieron un fragmento del testimonio de la mujer, en donde se le ve detallando cómo preparó el asesinato de los dos músicos y de qué manera su hermano Guillermo la ayudó a manipular la escena del crimen. De acuerdo con su declaración, le ofreció a ambos un té con un sedante y cuando la bebida hizo efecto, primero atacó a Molnar proporcionándole una herida con arma blanca en el cuello. El hecho preocupó a González, quien al encontrarse somnoliento cayó sobre un sofá. En ese momento, ella le propinó dos puñaladas a un costado de su cuerpo.


“Sin saber qué hacer, desesperada llamé a mi hermano Guillermo para que me ayudara a resolver esa situación y él llegó a las 11 de la noche acompañado de tres funcionarios del [Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional]”, dice Améstica en el video testimonio que contiene la marca de agua de la Fiscalía del Ministerio Público. “Ellos terminaron de arreglar la escena para que fuera un homicidio suicidio”.


“Para construir la hipótesis del homicidio-suicidio, Guillermo apuñaló a Molnar y le dio al cuerpo de Canserbero un golpe con un tubo que le desfiguró el rostro, con la finalidad de simular una riña entre ellos”, apuntó la institución en un comunicado de prensa. “A las 5 de la mañana procedieron a arrojar el cadáver por la ventana, tras lo cual Guillermo se retiró y Natalia procedió a llamar a los vecinos”.


Cuando una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) llegó al lugar de los hechos para hacer el levantamiento y la investigación preliminar, sus miembros notaron que la escena había sido manipulada, por lo que habrían aceptado $10,000 dólares a cambio de su complicidad y silencio.


Estos nuevos detalles sobre la muerte de Canserbero y su colega Carlos Molnar han sido considerados por la Fiscalía como “un triunfo de la justicia venezolana”, mientras que los admiradores del rapero han celebrado que el nombre de su ídolo finalmente pudo ser limpiado.




24 visualizaciones0 comentarios
bottom of page