top of page
  • bvaldivieso

Jeque invita a una gran fiesta en su casa a hinchas argentinos que conoció en las calles de Qatar



Qatar. Los hinchas argentinos en la foto oficial antes de servirse un gran banquete en mansión de jeque qatarí.


En principio el grupo de 30 hinchas argentinos no lo podían creer y tenían miedo. Una vez que llegaron a la mansión del jeque vivieron tremenda ‘farra’.


Una hincha argentina quien fue a apoyar a la albiceleste en Qatar mandó un mensaje a sus amigos. “Nos invitaron esta noche a una fiesta. La invitación es de un jeque para ir a su mansión”.


Los muchachos no le creían a su amigo. Pensaron que era una ‘joda o cargada’, pero luego se convencieron que querían vencer el miedo y vivir la aventura.


Cuando llegó la hora, recordando al jeque que habían conocido y lo buena gente que se portó, decidieron tomar una aplicación de taxi seguro y se dirigieron hacia la dirección de la mansión.


Javier, Luciano, Ale y Lionel llegaron a Doha desde Australia donde viven, pero ellos son de Córdoba y Rosario. Cuentan que se han hecho muy amigos en su nueva vida en Australia para evitar la dura situación económica en Argentina.



Durante uno de los fan fest de Qatar, cuentan la historia. Dicen que cuando bajaron del uber y les hicieron ingresar a una tremenda mansión ya se la creyeron. Estaban ingresando a una casa segura donde había bebidas, comida y música.


Los argentinos saludaron al jeque que siempre dijo que era ‘fan’ de la selección Argentina. Se dieron un fraterno abrazo y la fiesta comenzó. Uno de los chicos cuenta que se observaba unas armas y unas espadas en todo lado que los ponía nerviosos. Lo contaban entre risas.


Se trataba de un salón enorme justo en la parte delantera de la mansión del jeque. En ese barrio del norte de Doha, todas las mansiones tenían ese gran salón en la parte delantera.


“El taxista que nos llevaba a la fiesta nos iba contando que todas las mansiones tienes ese salón para festividades, porque solo ahí podían permanecer los invitados. En la parte posterior estaba la casa y la familia cuya intimidad no puede ser interrumpida”.



Pero en esta parte de la historia aparece un dato que no es menor. El capitán de la ‘albiceleste’, Leo Messi es uno de los 400 mil seguidores de este jeque en Instagram. Leo solo sigue a 287 personas en la red social y una de ellas es este jeque.


Su cuenta en las redes esta llena de fotos junto a Messi en el Barcelona de España. También el jeque millonario había viajado a ver a Boca en la final de Libertadores frente a River en Madrid hace pocos años.


En la fiesta junto a los 30 argentinos, habían 30 jeques todos vestidos de blanco y pidiendo fotos todo el tiempo a los chicos. “Nos pedían canciones, cánticos de la selección y nos tomaban fotos mirándonos como que nosotros fuéramos estrellas de cine famosas”, dice uno de los invitados.


En la fiesta, los jeques de Qatar respetaron sus costumbres y no dieron bebidas alcohólicas a los chicos. Les brindaron unos jugos de todo tipo de fruta exótica y les ofrecieron un espectacular banquete basado en carne de cordero.


“Nos pidieron que para seguir su cultura comiésemos con la mano. Era como una bandeja llena de una carne deliciosa con arroz y verduras. Nosotros esperábamos servilletas o algo, pero no fue necesario”, cuenta una de las chicas.



Qatar. Unos 30 hinchas argentinos disfrutando de la fiesta que les organizó un jeque de Qatar.


Ante el asombro de los argentinos por tan buen trato, los jeques les explicaban que esta es una de las formas que tienen para demostrar al mundo occidental que en Oriente la gente es muy amable.


“Muchas veces en occidente nos miran como gente rara, tal vez mala y eso pasa muchas veces por el tema del trato a la mujeres. En algunas cosas pueden tener razón porque somos muy diferentes, pero queremos que también conozcan nuestro lado humano”, explica unos de los millonarios.


También cuentan que es una regla que a cualquier visitante que va a un país árabe, el anfitrión o dueño de casa no le deja pagar absolutamente nada los primeros tres días de estadía. Eso es una regla en todo país árabe a pesar que los anfitriones sean gente sin muchos recursos.


Al final de la noche, los jeques en unas camionetas 4x4 llevaron a los argentinos hasta la puerta de sus hoteles. “Unos amigos ya no alcanzaban en las camionetas, y uno de los jeques pagó un lujoso taxi que les llevó a la puerta del hotel”.


“Incluso les decíamos que nos pueden dejar cerca, pero ellos insistían que el transporte debía ser hasta la puerta del hotel. Una cosa de locos que nunca imaginamos vivir, después de tanto esfuerzo que hemos hecho en Australia y para llegar a estas tierras”, dice un hincha argentino”.



bottom of page