• Patty Calle

La crítica golpea a ‘365 DNI’, el filme erótico que ‘romantiza el abuso sexual y el secuestro’

“Una maratón de sexo absolutamente terrible, políticamente cuestionable y ocasionalmente hilarante”, así define Jessica Kiang, de la revista Variety, a la película 365 DNI, estrenada este mes en Netflix y que actualmente es tendencia en Ecuador y Latinoamérica.





Es que la mirada profesional de algunos críticos la acusan de ‘romantizar’ el secuestro, la violencia sexual y el síndrome de Estocolmo al que se enfrenta la bella protagonista.


La cinta, que en sus casi dos horas está cargada de erotismo, presenta a Laura, una ejecutiva que tras encontrarse en una frágil relación amorosa cae en manos de Massimo Torricelli, un jefe de la mafia de Silicia (Italia). Este la secuestra y encierra, dándole un año para que ella se enamore de él. Crimen, pasión y sadomasoquismo entretejen la historia.


El filme, que en su versión en español se llama 365 días, está basado en el libro homónimo de la escritora polaca Blanka Lipińnska. La dirección estuvo a cargo de Barbara Bialowas.


Algunos la han calificado como la versión polaca de 50 sombras de Grey, pues contiene escenas de sexo que duran más de cinco minutos. “Quiere ser la 50 sombras de Grey polaca y es lo suficientemente mala como para ganarse la comparación”, dijo Jonathon Wilson, del medio Ready Steady Cut.


Los señalamientos también van dirigidos al retroceso que podría estar causando el filme en una época donde se han marcado con mucha fuerza las luchas feministas. “Es indudablemente machista y presenta una forma de entender el amor tremendamente horrible y basada en la dominación del hombre sobre la mujer. Sus defensores dirán que es ficción...”, expresa Marieta Taibo, de la revista Cosmopolitan.


“¿Realmente en pleno 2020, post #MeToo, con el movimiento feminista a tope, a alguien se le ocurrió hacer una película donde a una chica la secuestran para que se enamore de su secuestrador?”, se cuestionó por su parte Alejandro Alemán, de El Universal.


“365 DNI es un tratado de cómo sobajar sistemáticamente a una mujer. Una fantasía masculina donde la mujer solo responde a la violencia, a los celos, a la posesión y a una sexualidad en extremo básica (...). Una película porno es más honesta que esta porquería”, continuó el crítico de cine.


Una segunda parte


El filme está basado en una saga de tres libros, por lo que una segunda entrega sería probable. Tras lograr que Laura se enamore de él y llenarla de excesos, deciden casarse pero una revelación que atenta con la vida de la protagonista –quien está embarazada– la borra de un desenlace que se presta para pensar en una continuación. (I)






Fuente: El Universo

31 visualizaciones0 comentarios