top of page
  • Patty Calle

Mala ortografía e impuntualidad, entre los principales errores al buscar un empleo

La búsqueda de empleo se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los ecuatorianos. Eso teniendo en cuenta que seis de cada 10 personas en edad de trabajar en el país están en la informalidad o en el desempleo, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).



Ante ese contexto, las ferias de empleo en Ecuador se llenan de personas que llevan meses e, incluso, años tratando de obtener una oportunidad laboral.


¿Cómo destacar en el proceso y tener mayor probabilidad de conseguir un empleo? Expertos en selección de personal, consultados por PRIMICIAS, dicen que hay dos aspectos que son relevantes: la hoja de vida o curriculum vitae (CV) y la entrevista de trabajo.


En esos elementos, los reclutadores encuentran faltas recurrentes, que influyen en el proceso de selección, sostiene María Solís, coordinadora de Capacitación y Medios de Vida de la Corporación de Promoción Económica Conquito; y Marco Montoya, de la multinacional de recursos humanos Adecco en Guayaquil. Dos de los principales errores son las faltas ortográficas o gramaticales y la impuntualidad, coinciden los expertos. "Ocho de cada 10 hojas de vida se descartan por errores ortográficos, porque dejan una mala impresión. Por eso, es importante revisar la redacción antes de enviar el documento", recomienda Montoya. Además, insisten en que los aspirantes deben ser honestos con su información durante todo el proceso.




¿Cómo armar una hoja de vida?

La hoja de vida tiene un peso importante en la búsqueda de empleo porque es la carta de presentación del candidato, afirma Solís.


Por eso, el currículum debe ser conciso, con una extensión que no supere las dos carillas.


“He encontrado CVs con copia de la cédula o de la papeleta de votación. En muchos casos se presentan folios, lo que hace que se descarte esos perfiles”, detalla Montoya.


Incluso, sugiere que el documento inicie con una breve presentación, en la que quede claro la profesión y los años de experiencia, lo que permite al reclutador comprobar que el perfil se ajusta a lo que se busca.


Los datos personales del candidato, como su correo electrónico, deben ser claros, actualizados y estar en un lugar destacado de la hoja de vida. De esa forma, los reclutadores podrán comunicarse con la persona en caso de que avance en el proceso.


Además, el curriculum debe contener información académica y laboral, que demuestre que la persona tiene experiencia para el puesto al que aspira.


Solís también sugiere poner el contacto de personas que puedan dar referencias para agilizar los procesos de selección.


El formato de la hoja de vida dependerá del trabajo al que se aplica. Por ejemplo, para cargos en el sector financieros es mejor usar plantillas y colores sobrios, como el azul. En cambio, se puede usar plantillas y colores más llamativos si se trata de trabajos para áreas creativas, como diseño.


En Ecuador, presentar una hoja de vida con fotografía ya no es un requisito, tras la publicación de la Normativa de Erradicación de la Discriminación en el Ámbito Laboral, vigente desde 2017.


La normativa también prohíbe que en los procesos de selección se soliciten pruebas de embarazo o de VIH.


Con el desarrollo tecnológico, los procesos de selección se han tornado virtuales, por lo que al momento de asistir a una entrevista laboral no es necesario llevar la hoja de vida en físico. Sin embargo, hacerlo puede demostrar que el candidato es prolijo, afirma Solís.


Y sostiene que cumplir todos los aspectos antes detallados en la hoja de vida será decisivo para avanzar en el proceso de selección.



Cuidado con los gestos

Una vez aprobada la hoja de vida, el candidato pasa a la entrevista de trabajo, otro punto con gran peso en los procesos de selección. Por eso, el candidato debe prepararse con anticipación.


Se trata de aproximadamente 30 minutos en los que la persona debe ser capaz de transmitir sus capacidades.


"La entrevista laboral es la oportunidad que tienen las personas para venderse".

Marco Montoya, Adecco


Para realizar una buena entrevista laboral, los aspirantes deben ser proactivos e informarse previamente sobre la empresa, sus procesos y cultura, lo que demostrará interés.


Para una mejor preparación, los expertos en recursos humanos también sugieren simular la entrevista con alguien de confianza.


Otro aspecto fundamental es la puntualidad. Lo recomendable es llegar unos minutos antes de la hora pactada, para evitar imprevistos.


Además, Montoya dice que los postulantes deben tener en cuenta algunos gestos que deben controlar o evitar, porque -según la Programación Neolingüística (PNL)- comunican que la persona está nerviosa, ansiosa o miente:


  • Mirar a los ojos al reclutador, para demostrar confianza. Es una acción que puede resultar intimidante, por lo que un truco es ver el centro de la nariz de la otra persona.

  • Hablar bajo, lo que entorpece la comunicación y demuestra inseguridad.

  • Evitar tocar el cabello o mover la pierna, porque eso transmite nerviosismo y ansiedad.

  • No toparse las orejas, ya que es una acción que se relaciona con decir falsedades.

  • No cruzar los brazos o las piernas porque el mensaje que dan esas posturas es que la persona está cerrada.


Las entrevistas virtuales han ganado espacio en el mundo laboral. En esos casos también hay que seguir ciertas directrices, como cuidar la limpieza y el orden del lugar desde donde se la va a realizar, evitar distracciones y asegurar una buena conexión a Internet.


Tanto en las entrevistas presenciales, como en las virtuales, los postulantes deben asistir con vestimenta semiformal o formal, dependiendo del cargo al que aspiran.


"Conozco el caso de una empresa en la que el reclutador pedía a los candidatos, de entrevistas virtuales, pararse y había casos en los que estaban con pantaloneta, lo que influía en su calificación", cuenta Montoya.


Al finalizar la entrevista, se puede consultar sobre el siguiente paso del proceso, lo que también refleja interés.


Carrera de persistencia

Los reclutadores coinciden en que la búsqueda de trabajo es un proceso que puede tardar cierto tiempo, teniendo en cuenta que apenas dos de cada 10 postulaciones cumplen los requisitos.


Por eso, recomiendan a los candidatos no desesperarse si no se recibe respuesta de la empresa o no desmoronarse si esta es negativa.


"No es una carrera de velocidad, es una carrera de resistencia". María Solís, Conquito


En cambio, lo mejor que puede hacer un candidato es responder con un agradecimiento a la empresa, sugerir que se lo considere en caso de que exista otra vacante y solicitar retroalimentación sobre los aspectos que puede mejorar.


Solis sugiere que durante el proceso de búsqueda de empleo, las personas traten de capacitarse y formarse para aspirar a nuevos cargos.




Fuente: Primicias

18 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page