top of page
  • Patty Calle

¿Qué se debe hacer con la palma del Domingo de Ramos?

El Domingo de Ramos nos recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. Niños y adultos lo recibieron con palmas y ramos, tendían sus mantos por el camino y cortaban ramas de árboles alfombrando el paso, tal como se acostumbraba saludar a los reyes.



Por lo que este día inicia la Semana Santa, una de las fechas más importantes para la Iglesia Católica, en la cual se conmemora la proclamación de Jesús de Nazaret, como el salvador y el rey del universo.


Por eso, el domingo de Ramos es un día muy especial para los fieles, pues bendicen en el templo los ramos o palmas para después colocarlas en la casa como símbolo de que Jesús reina en sus hogares, tal como publica Catholic.net.


Este tipo de ramas se utilizan durante las procesiones, así como para decorar los balcones y el interior del hogar durante las fechas previas y en el inicio de la propia Semana Santa.


No obstante, muchos acostumbran a colocar las palmas detrás de la puerta como amuleto, o para mantener alejados los malos espíritus o a los ladrones. O bien, a modo de hierbas con presuntos fines curativos, pero son propósitos parte de supersticiones.



¿Qué hacer con las palmas del Domingo de Ramos en Semana Santa?

Sin embargo, cuando acaba la Semana Santa son muchas las personas que se preguntan qué hacer con estas palmas bendecidas, que en muchas ocasiones acaban en la basura directamente.


Así, antes de pensar en tirarlas, hay que saber que en muchas iglesias es tradición que los fieles acudan con estas ramas blancas con el objetivo de quemarlas y utilizar sus cenizas en el conocido como Miércoles de Ceniza.


Este es el día en el que se celebra el inicio de los 40 días de Cuaresma, en los que la Iglesia Católica llama a los fieles para la preparación previa a la Semana Santa, y en la que es tradición que los sacerdotes dibujen una cruz en la frente de los fieles con las propias cenizas.


¿Qué hacer cuando las palmas benditas se secan?

Con el paso de los días, las palmas benditas se van secando, y lo apropiado es llevarlas a la Iglesia oportunamente para que sean quemadas y empleadas a manera de ceniza el siguiente Miércoles de Ceniza.



Fuente: El Universo

209 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page