top of page
  • Patty Calle

Quién es el lojano autor de los villancicos más populares en Latinoamérica

“Ya viene el niñito jugando entre flores/Y los pajaritos le cantan amores//Ya se despertaron los pobres pastores/Y le van llevando, pajitas y flores…”.





Esta es una de las letras de villancicos más conocidas y seguramente de las más populares en Latinoamérica. Ya viene el niñito _que se escucha en posadas, iglesias, etc. durante todo diciembre_, es atribuida al lojano Salvador Bustamante Celi, pero no es el único tema famoso del artista recuerda El Universo hace unos años.


El artista nació el 1 de marzo de 1876 en la ciudad de Loja, detalla la revista Primicias lojanas. Su primer profesor de música y piano fue el maestro Miguel Agustín Cabrera.




Por una beca que el Cabildo lojano le concede, ingresa en la Escuela de Artes y Oficios, ahora conocido como Colegio Central.


En 1906 se traslada a Lima (Perú), donde adquiere conocimientos de armonía, melodía, instrumentación, contrapunto, composición y fuga. En 1910 retorna al país y se intala en Guayaquil; por ese tiempo se desarrollaba un enfrentamiento militar limítrofe entre Ecuador y Perú. De dicho conflicto compone el himno Guerrero Ecuatoriano, que define la valentía del país en aquellos tiempos.


Mientras desempeñaba el cargo de organista en la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles (San Francisco) de Guayaquil, compuso toda una colección de letanías, cantos sagrados y una misa de réquiem a dos voces, instrumentada. Más tarde en 1913 abandona el puerto principal y retorna a Loja.


Formó la Banda de Músicos Sociedad Obreros de Loja, también la Banda de la Policía. Desempeñó el cargo de organista de la Catedral y el Profesorado en el Colegio Bernardo Valdivieso. Dentro de la música litúrgica se cuentan himnos religiosos al Corazón de Jesús, a Santa Mariana, letanías, villancicos, entre los que se anotan _además de Ya viene el niñito_, Dulce Jesús mío, En brazos de una doncella, La Virgen y San José, No sé niño hermoso, Lindo niño, Pimpollito del alma, Venid pastores, El leñador.





Con motivo de la coronación de la Virgen del Cisne, compuso su magistral Misa de la Coronación que fue calificada como obra completa por el profesor Steinfort M., del Conservatorio Nacional de Música de Santiago de Chile. La música patriática comprende varios himnos, marchas guerreras y aires marciales, muchos de los cuales se interpretan en escuelas, colegios y en los cuarteles, siendo los más conocidos los siguientes: Himno a Loja, Himno a Bernardo Valdivieso, Himno a García Moreno, Himno a Juan Montalvo.


En la música popular que compuso destacan, entre otros, los pasillos Los dioses, Lucerito, Pasión femenina, Salvemos el amor, Amar sin esperanza, Angélica, Onomástico, Corazoncito, Adiós a Loja, El desterrado. También elaboró habaneras, polcas, valses, boleros, tangos y canciones escolares.


El nombre de Salvador Bustamante Celi fue perennizado en el Conservatorio de Loja, como un reconocimiento al precursor de la música lojana.


Poco antes de su muerte, el músico-poeta sufrió de artritis que le imposibilitó el manejo de sus instrumentos musicales. Falleció el 8 de marzo de 1935 a los 59 años en Loja. (E)



Fuente: El Universo

38 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page