top of page
  • bvaldivieso

Renunció al trabajo 47 minutos después de haber sido contratado por insólito pedido de su jefe


Metro Ecuador© Proporcionado por Metro Ecuador


Jordan Howlett es un influencer de 26 años que tiene más de cinco millones de seguidores en Instagram. Es oriundo de California, Estados Unidos, y en sus redes compartió la desagradable experiencia que vivió en un empleo al que renunció 47 minutos después que lo contrataran. Y todo por un insólito pedido de su jefe. Una experiencia que debe servirle a muchos.

En la actualidad, Howlett se dedica al análisis de datos. Hace un tiempo, se postuló a una oferta laboral de una empresa para un trabajo de oficina. Era tan difícil conseguir el puesto que tuvo que someterse a un riguroso proceso de selección de más de dos entrevistas para al final de todo conseguir que lo contrataran.


Una vez que concretó la incorporación a la compañía, sin precisar el nombre, Howlett empezó a desempeñar sus tareas de forma presencial. Sin embargo, el primer día de trabajo renunció. En solo 47 minutos.


Todo comenzó cuando marcó a las doce del mediodía y apareció uno de los supervisores para saludarlo. “‘Un placer conocerte, ¿cómo estás?’, me dijo”, manifestó el joven. Enseguida, el supervisor notó que Howlett tenía pelos de gato adheridos a su vestimenta. Pertenecían a Harvey, el fiel amigo felino del influencer.


“El supervisor me preguntó: ‘Oh, ‘¿Así que tenés un gato?’. Y yo le contesté: ‘Sí, se llama Harvey’”, contó el estadounidense. Howlett le iba a mostrar fotos de su mascota a este jefe, pero el hombre lo interrumpió con una estólida advertencia.


“A continuación, el supervisor me dijo: ‘En algún momento vas a tener que elegir entre el trabajo y tu gato porque mis alergias son demasiado fuertes como para tener pelos de gato a mi alrededor’”.


Howlett estaba indignado con semejante pregunta. “¿Me estás pidiendo que elija entre Harvey o este trabajo?”. A raíz de esta consulta, el supervisor respondió que sí.



A las 12:47 p.m. de ese día, Howlett renunció. “Por lo tanto, agarré todas mis pertenencias, me fui de la empresa y no volví más. Harvey y yo somos un ‘equipo’, estamos muy unidos”, declaró el chico con 11 millones de seguidores en TikTok.


La anécdota del estadounidense llegó a millones de personas. La mayoría de los internautas empatizó con Howlett y le dejó mensajes positivos.


“Esa fue sola la primera red flag que recibiste y en tan sólo 47 minutos, fue una salvajada. Imaginate todas las demás manipulaciones abusivas que habría hecho ese supervisor”, acotó un tercero.


FUENTE: Msn.com

23 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page