top of page
  • apesantez7

Según científicos, somos conscientes de estar muertos, después de morir

Durante décadas, los científicos han investigado las experiencias cercanas a la muerte, concluyendo que, después de morir seguimos consientes por un tiempo.


Según los médicos, el signo más claro de la muerte es cuando una persona experimenta un paro cardíaco, lo cual significa que el impulso eléctrico que hace que el corazón lata se detiene y el corazón deja de funcionar.


Durante este proceso, los científicos han estudiado las experiencias cercanas a la muerte (ECM) para comprender cómo la muerte afecta al cerebro. Han descubierto que momentos antes de la muerte cerebral, hay una oleada de electricidad que ingresa al cerebro. Un estudio realizado hace una década, que examinó las señales eléctricas en roedores, reveló que los ratones entraban en un estado de alta alerta justo antes de su muerte.


Los científicos plantean la posibilidad de que las reacciones sean causadas por una reducción del flujo sanguíneo combinada con una actividad eléctrica anormal en el cerebro. De esta forma, experiencia de la luz al final del túnel podría generar un aumento en la actividad neuronal.

El Dr. Sam Parnia, director de investigación en cuidados críticos y reanimación, en Nueva York, ha investigado a fondo cómo ocurre la muerte en el cerebro.


Los médicos lo confirman

¿cómo es posible que una persona muerta sea consciente de lo que sucede a su alrededor? Según el Dr. Parnia, incluso cuando dejamos de respirar y nuestro corazón deja de latir, seguimos siendo conscientes durante un período de entre dos y veinte segundos.


Se cree que este es el tiempo en el que la corteza cerebral, la parte del cerebro responsable del pensamiento, la toma de decisiones y la interpretación de la información sensorial, queda sin oxígeno.


Durante este período, «se pierden todos los reflejos del tronco encefálico, como el reflejo pupilar», explica Parnia. Las ondas cerebrales en el cerebro, se vuelven indetectables, aunque el cerebro puede tardar horas en apagarse por completo.


Cuando el corazón deja de latir, se realiza una reanimación cardiopulmonar (RCP) para suministrar aproximadamente el 15% del oxígeno necesario para el funcionamiento cerebral normal. Si se logra reiniciar el corazón mediante la RCP, gradualmente el cerebro volverá a funcionar.


Un grupo de médicos, junto al Dr. Parnia, también han investigado a personas que han sufrido un paro cardíaco y han sobrevivido. Están tratando de comprender las características exactas que las personas experimentan durante la muerte, ya que esto podría mostrar una experiencia que todos tendremos al morir.


Los principales objetivos de su investigación son observar cómo reacciona el cerebro durante un paro cardíaco, tanto durante el proceso de muerte como durante la reanimación. ¿Cómo se ve afectado el cerebro después de la reanimación y cuanto oxigeno se necesita para esto? Obtener un mayor conocimiento sobre el tema podría mejorar las técnicas de reanimación y salvar muchas vidas cada año.


«Al mismo tiempo, también estamos investigando la mente humana y la conciencia en el contexto de la muerte» dice Parnia.


Uno de los objetivos de su investigación es observar cómo reacciona el cerebro durante un paro cardíaco, tanto durante el proceso de muerte como durante la reanimación. ¿Cuánto oxígeno se necesita exactamente para reanimar el cerebro? ¿Cómo se ve afectado el cerebro después de la reanimación? Obtener un mayor conocimiento al respecto podría mejorar las técnicas de reanimación y salvar muchas vidas cada año.


«Al mismo tiempo, también estamos investigando la mente humana y la conciencia en el contexto de la muerte»


Algunas personas que han experimentado una experiencia cercana a la muerte sostienen que tienen memoria de lo que ocurrió en la sala del hospital una vez que los médicos los habían declarado muertos. Incluso pueden recordar conversaciones entre los profesionales de la salud o la expresión de decepción en sus rostros.


Además, se ha confirmado que aquellos que han tenido un breve pero intenso encuentro con la muerte experimentan cambios positivos en su vida. Por lo general, se transforman en individuos más generosos y comprometidos.


Fuente - QPasa

39 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page