• Patty Calle

Silvestre Dangond recibe críticas por concierto en medio de segunda ola de Covid-19

El cantante de vallenato Silvestre Dangond está involucrado en un nuevo escándalo. En esta oportunidad se reveló que, en pleno pico de la pandemia por covid-19 en Colombia, el artista habría amenizado una parranda privada en la noche del 16 de enero en Barranquilla, capital del departamento del Atlántico. La presentación fue difundida por varias cuentas de fans del artista en Instagram.





En uno de los videos publicados el cantante mencionó la situación del covid-19 y aseguró que estaba tratando de mantener los protocolos de bioseguridad. “El bochinche (problema) no es para ustedes, es para mi porque, ajá, el covid. Uno trata de mantener las cosas, pero lastimosamente estamos pasando por lo que estamos pasando. Vendrán unas nuevas oportunidades, y como es, porque esto es privado, de nosotros”, dijo el cantante durante la presentación.


A pesar de estas declaraciones, las imágenes dan cuenta de una situación totalmente distinta. A Dangond se le ve vestido de blanco en un escenario sobre el que están otras 10 o 12 personas entre músicos y coristas. Solo dos integrantes de este grupo, quien toca las congas y quien toca la batería, usaron tapabocas y están a dos metros de distancia de las otras personas.





De igual forma se ve que en la fiesta participaron más de 30 personas que tampoco mantuvieron el distanciamiento social y por el contrario se acercaban para bailar y hablarse al oído.


Dangond interpretó varias canciones, entre ellas El Original, La Bohemia, El Silvestrazo, y por supuesto, Las Locuras Mías, canción que tituló su producción musical más reciente.


Hasta el momento no se conoce quién organizó la fiesta y quienes asistieron a esta. Solo es confirmado que el también cantante de vallenato, Oscar Gamarra, estuvo en el lugar ya que él mismo joven subió historias a Instagram de la presentación de Dangond. En cuentas de fanáticos también fue publicado un video donde Silvestre menciona a Gamarra y resalta su talento.


“Yo siempre veo sus videos en instagram y usted tiene toda mi admiración, compadre. Usted canta muchísimo”, dijo Dangod, y le ofreció su disquera al joven cantante para que inicie la grabación de su primer álbum musical.


Aunque este fin de semana en el Atlántico no rigieron medidas como toque de queda ni ley seca, Dangond y los asistentes al evento infringieron los protocolos de bioseguridad y las indicaciones de las autoridades que no permiten reuniones de más de 10 personas.


La Alcaldía de Barranquilla y la Policía Metropolitana de Barranquilla (Mebar) no se han referido a esta situación. De igual forma, el cantante vallenato no ha mencionado el evento en sus redes sociales. Por el contrario, compartió el trino de uno de sus seguidores en los que se ve a un grupo de seis jóvenes bebiendo licor en espacio público, abrazados y sin tapabocas.





El comportamiento de Dangond ha ofendido a varios colombianos que se quejan en redes acerca de su irresponsabilidad e inconsciencia ante el aumento acelerado de contagios por coronavirus. “Ay, el covid va creciendo. Sigan pues”, “Pongámonos serios y respetemos la norma”, escribieron algunos ciudadanos.


Las críticas, además de estar dirigidas al cantante, están dirigidas a la Policía y los mandatarios porque cuestionan cómo no se dieron cuenta de la realización de la fiesta. De igual forma, algunos aseguran que estos eventos son permitidos porque los realizan personas con dinero. “El confinamiento es para los pobres, sobre quienes recae el estigma de indisciplina, para los demás esto es reactivación económica”, se lee en redes.


La parranda vallenata habría sido realizada justo el día en el que Colombia registró una de las cifras de contagios por covid-19 más altas desde el inicio de la pandemia. El 16 de enero el Ministerio de Salud Nacional reportó 20.855 casos nuevos y 388 fallecimientos a causa de la enfermedad.



Fuente: Infobae

4 vistas0 comentarios
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.