El complicado desensamble del nuevo plegable Razr que lo hará desistir de querer repararlo en casa

02/12/2020

 

"Me atrevería a decir que probablemente no puede ser reparado por la mayoría de la gente", aseguró el autor de un video que reveló el proceso de desarme del 'smartphone' de Motorola, inspirado en el 'clamshell' legendario Moto Razr.

 

Un canal de YouTube especializado en reparación y desmontaje de teléfonos inteligentes emprendió la tarea de desarmar y estudiar el nuevo móvil plegable Motorola Razr.

 

En un video publicado el pasado 5 de febrero, un día antes de que el 'smartphone' fuera lanzado a la venta en EE.UU., su autor asegura que varios inconvenientes en el desensamble hacen que una potencial reparación "no sea fácil en absoluto". "Me atrevería a decir que probablemente no puede ser reparado por la mayoría de la gente", se lee en la descripción del clip.

 

Desde un comienzo el proceso es complejo. Para quitar la carcasa posterior del dispositivo y acceder a cualquiera de los componentes internos es necesario calentar la cubierta, ya que toda está sujeta con pegamento térmico.

 

A continuación, hay que lidiar con decenas de tornillos y varios cables antes de llegar a la pantalla flexible de 6,2 pulgadas, que resalta por su gran delgadez y que podría romperse con facilidad durante la extracción.

 

Como se observa en las imágenes, el teléfono cuenta con dos baterías, una en cada doblez, y la mayoría de chips principales están alojados en la mitad inferior, al igual que la antena, el puerto USB-С y el sensor de huellas. En la parte superior, además de la segunda batería, está todo lo relacionado con las cámaras.

 

El Motorola Razr fue presentado el pasado noviembre como el primer teléfono inteligente plegable de la compañía y fue lanzado a la venta a un precio de 1.500 dólares.

 

 

Fuente: RT

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Icono social Instagram
  • Twitter Basic Square

© 2018 by Clowdie and Fran Ramírez Graphics.