top of page
  • apesantez7

¿Como se celebra el carnaval en ecuador?


La fiesta del carnaval es muy antigua, pasó por muchas civilizaciones y llegó a América con los españoles. La celebración traía ya una fuerte influencia católica y existen muchas hipótesis con respecto al significado de la palabra carnaval. La más aceptada en para el termino carnaval en Ecuador es «carnem-levare= dejar la carne». Este significado tiene mucho sentido, puesto que las semanas subsiguientes al carnaval los días viernes no se debía comer carne hasta después del Viernes Santo.


El Carnaval de Guaranda

En las diferentes provincias del Ecuador se celebra de muchas maneras el carnaval. Algunos hacen parte del patrimonio del Ecuador como es el caso de El carnaval de la ciudad de las siete colinas, Guaranda. El 31 octubre del 2002 recibió el título de Patrimonio Intangible de la Nación. Normalmente empieza una semana antes con concurso de coplas, con el carnaval universitario, el carnaval infantil, la elección de la reina, el carnaval indígena.

En Guaranda, la celebración es muy peculiar porque se juega con todo, talco, harina, huevos, espuma de carnaval y por supuesto con agua. Es un momento de mucha algarabía en el que se dice que nadie duerme, ya que están divirtiéndose al ritmo de las coplas, las comparsas. Al mismo tiempo se prepara la comida para los propios y extraños. Se bebe mucha chicha, no pueden faltar los chigüiles que son bocaditos hechos con harina de maíz y queso.



El Carnaval de Ambato

Conocido como «La fiesta de las flores y las frutas», es uno de los carnavales más importantes del Ecuador en el cuál demuestran la riqueza de la agricultura en la zona y la cultura. Es muy impresionante ver como cubren los carros alegóricos con flores frutas y arman las decoraciones de las tarimas con productos del agro ecuatoriano.

El Carnaval de Ambato en el año 2009 fue declarado como Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador. Esta fiesta se diferencia totalmente de cualquier carnaval en Ecuador porque en el atrio de la Catedral de Ambato se realiza la bendición de la fruta, flores y pan. Se realizan muchos desfiles y se saborea la deliciosa comida típica como el pan y gallinas de pinllo, cuyes y helados de Ficoa; se lo considera un carnaval mas cultural.



Carnaval de Quito

En el Quito de antaño era una una fiesta de los barrios, según nos cuenta Anita: «el último día del carnaval, los jóvenes del barrio nos reuníamos e íbamos a las casas de todos y nos mojábamos, en la tarde se preparaba melcochas, a veces también nos poníamos a bailar. Pero los días anteriores al carnaval esperábamos a los transeúntes despistados, desde los balcones los sorprendíamos con baldes de agua o con bombas de agua».

Existía el corso de las flores eran en desfiles a los que todos asistían muy alegres. Las bombas de agua anteriormente se fabricaban con parafina y perfume, después llegaron las bombas de caucho que eran más fáciles de transportar para mojar a los transeúntes.

Actualmente ya no se juega con agua, pero quedan los desfiles; este año es diferente y todo evento público esá cancelado por la pandemia. Sin embargo hay algunos eventos online muy interesantes que los encontrarás en el portal de Quito cultura


Carnaval de Cuenca

El Carnaval y sus orígenes

Se ha dicho que los orígenes mas remotos del Carnaval se los encuentra en los antiguos Sumeria y Egipto, en donde hace más de 5.000 años se celebraban pomposas fiestas en honor al buey Apis, dios de la fertilidad. Esta celebración se difundió mas tarde en el Imperio Romano en donde además, persistieron diversos festejos que se hacían en Grecia y Roma por la primavera y el año nuevo, como las “bacanales” - en honor a Baco, dios del vino - y las “saturnalias” - en honor a Saturno, dios de la siembra y la cosecha - Las celebraciones paganas del antiguo Imperio Romano relacionadas con la llegada del nuevo año y la primavera, persistieron aun después del triunfo del cristianismo bajo la forma del Carnaval. Por otro lado, en América nuestros ancestros celebraban ya, antes de la llegada de los europeos, fiestas en las que se recibía el nuevo año pidiendo a los dioses fertilidad y abundancia en las cosechas. Tras la conquista y la imposición del catolicismo, estas antiguas celebraciones fueron absorbidas por la fiesta europea del Carnaval, dando origen así a una manifestación popular con un sinnúmero de matices que responden a las características de identidad de cada sitio.

Carnaval en Cuenca

(Jueves de Compadres y Comadres)

En el caso específico de Cuenca, el Carnaval presenta características que lo hacen único, ya sea por la exquisita gastronomía típica de la región o bien por costumbres que aún hoy en día persisten entre algunos de sus habitantes. Una de ellas, que prácticamente ha desaparecido pero que se intenta rescatarla, es la de los jueves de compadres y comadres. Esta tradición que iniciaba dos semanas antes del Carnaval (en día jueves), tenía como finalidad estrechar lazos de amistad y de solidaridad. Se elegía a los compadres y comadres dependiendo del grado de parentesco o de amistad que existía con ellos. La persona elegida era obsequiada con una “guagua” (niña) de pan o azúcar, que se entregaba envuelta a la manera tradicional - en forma de tamal - en una bandeja con pétalos de flores. Junto a la figura de pan o azúcar se acostumbraba también regalar algún “agrado” que podían ser dulces, huevos, una gallina, etc. El ritual continuaba por parte de los elegidos, quienes al verse comprometidos con tal “honra”, brindaban a sus visitantes una copa de la deliciosa “mistela” (aguardiente con fruta macerada) y ofrecían asistir a las fiestas del carnaval en casa de quienes habían solicitado el comadrazgo o compadrazgo.

Gastronomía

Otro elemento muy atrayente del Carnaval cuencano es la abundante comida presente en esta fecha. Un sinnúmero de delicias culinarias son preparadas por las familias que se disponen a pasar tres días de esparcimiento en el campo o en la ciudad. Es famoso por ejemplo, el clásico pan cuencano, que es amasado y horneado en los días previos a esta fiesta. Los exquisitos dulces como el de durazno, membrillo e higos, son elaborados con esmero y paciencia por muchas amas de casa que aun hoy en día continúan esta tradición. Y por supuesto, el cerdo está presente en numerosos platos que hacen la delicia de propios y extraños, como es el caso del incomparable “mote pata” que se lo prepara con mote pelado, carne de cerdo, tocino y longaniza, guisados con pepa de sambo tostada y molida. Es posible además encontrar por doquier en esta fecha, exquisiteces como los chicharrones, las morcillas, el hornado, el sancocho, el “mote sucio” (maíz revuelto con manteca negra de cerdo), la fritada y el tostado.

El juego

En cuanto al juego, se ha dicho que el hacerlo con agua es una costumbre heredada de España, pues hay testimonios de que ello se hacía en algunos pueblos de ese país en la antigüedad. Sin embargo, este no fue el único elemento presente en el carnaval cuencano de antaño. Las familias adineradas preparaban con mucho tiempo de anticipación productos como polvos finos, escarchas, confeti, serpentinas y aguas perfumadas y de color con las que se rellenaban cáscaras de huevos. Las fiestas en Carnaval, tenían un carácter mucho más galante en estos casos. En los barrios populares, por otro lado, el agua predominó siempre con la idea de que “sin mojada, hace daño el Carnaval”. Luego venía la música, el baile y como no, los famosos canelazos o “sangurachis”. Estas deliciosas bebidas, que se sirven con el propósito de “calentar” a los carnavaleros, se las prepara con agua de canela hervida, naranjilla, azúcar y aguardiente y en el caso del sangurachi, con ataco.


25 visualizaciones0 comentarios
bottom of page