top of page
  • Patty Calle

El incómodo momento de Katy Perry al llegar a la coronación de Carlos III

Este sábado 6 de mayo, Carlos III fue coronado como rey de Reino Unido. De la ceremonia participan diferentes invitados, como jefes de Estado y delegaciones de funcionarios internacionales, y también personalidades destacadas del ámbito de la cultura y las artes. Entre ellas la cantante estadounidense Katy Perry, quien en su ingreso a la Abadía de Westminster, en Londres, vivió un momento de confusión en busca de su asiento.



El ícono de la música lució un atuendo color lila de Vivienne Westwood, al que acompañó con un collar de perlas y un tocado a juego. La estrella pop asistió acompañada del editor británico de Vogue, Edward Enninful, según reportó Page Six. Su ingreso a la ceremonia no escapó de la mirada de los usuarios de redes, que de inmediato compartieron el rostro de extrañeza de la intérprete al no saber dónde sentarse. Una usuaria de Twitter expresó: “La forma en la que trata de buscar su asiento, con ese sombrero. Es adorable y divertido al mismo tiempo”.



El instante se viralizó y fue compartido tantas veces que llegó hasta la propia cantante, quien horas después se pronunció a través de su cuenta de Twitter: “No se preocupen chicos, ya encontré mi asiento”, bromeó.



El vínculo de Katy Perry con el rey Carlos III

Perry es una de las artistas que cantará el domingo en el concierto de coronación. Para ello, se ausentará de American Idol de forma temporal, para su gira británica. Su vínculo con la realeza y, en especial con el rey Carlos III, ocurrió en 2019, en un evento en Bombay, cuando se conocieron. Un año después, el actual monarca la nombró embajadora del British Asian Trust, una organización sin fines de lucro cofundada por Carlos III para tratar la pobreza en el sur de Asia.


En un comunicado del mes pasado y después de que se anunciara su participación en el evento del domingo, la cantante destacó el trabajo de la entidad. “Estoy encantada de actuar en el concierto de la coronación y de ayudar a dar más luz sobre el Fondo de Protección de la Infancia del British Asian Trust, cuya labor incluye desde iniciativas sobre el terreno hasta la recaudación de fondos, con el objetivo de encontrar soluciones al tráfico de niños”, declaró.


La estrella reveló la semana pasada algunos detalles de su visita a Reino Unido, incluido su alojamiento en el Castillo de Windsor. En declaraciones a Extra, afirmó: “Puede que publique mucho porque estaré en un castillo, de verdad. Es una locura”. Asimismo, aseguró que considera un verdadero “honor” celebrar la coronación de Carlos III, que ocurre ocho meses después la muerte de la reina Isabell II.


El evento no estuvo exento de polémica. Según publicó Rolling Stone en marzo pasado, otras destacadas personalidades declinaron participar de los eventos reales, entre ellas: Adele, Elton John, Robbie Williams y las Spice Girls. Sobre su decisión, Perry destacó: “Soy embajadora de una de sus fundaciones, la British Asian Trust, que se dedica a la lucha contra el tráfico de niños. Cuando me pidió que cantara, todo encajaba con mis valores”, explicó.



Fuente: La Nación

64 visualizaciones0 comentarios
bottom of page