top of page
  • ssolis9

Implante cerebral para tratar la depresión ya existía, pero ¿cómo funciona?


Implante cerebral es un tratamiento novedoso de estimulación cerebral profunda, que fue desarrollado por científicos de la Universidad de California en San Francisco en 2021.


Las pruebas las hicieron con una mujer de 38 años que fue diagnosticada con depresión severa. Le implantaron un dispositivo en el cerebro para eliminar los pensamientos negativos que invadían su mente, y esto gracias a una explosión de estimulación eléctrica.


La depresión severa afecta aproximadamente al 5% de los adultos en todo el mundo, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


¿Cómo funciona?

En primer lugar, colocan un electrodo debajo del cuero cabelludo y, en segundo lugar, una cápsula de prescripción que se ajusta al cabello. Los diminutos implantes se deslizan por debajo de la piel y se sujetan de forma segura y no invasiva en el cráneo. Una vez al día, durante 15 minutos, el implante envía pequeños impulsos eléctricos a la región del cerebro afectada por la depresión (la corteza prefrontal dorsolateral izquierda). De este mismo modo, la función del implante solo será efectiva cuando detecte los síntomas de esta patología.


Elon Musk también se quiere sumar a la tecnología de esta novedosa investigación y hace algunos meses realizó una demostración de un chip instalado en el cerebro de un mono, lo que le permitió controlar desde un teclado y pantalla para así escribir oraciones completas.



Metroecuador

12 visualizaciones0 comentarios
bottom of page