• bvaldivieso

Evita las quemaduras del sol


Las quemaduras son causada por una sobre exposición de los dañinos rayos UV del sol. Los primeros síntomas pueden ser evidentes después de sólo 12 minutos de exposición continua al sol.

Una vez transcurridos 60 minutos, una quemadura solar puede causar enrojecimiento de la piel y dolor. Tras dos horas, la hinchazón, ampollas y dolor son evidentes.

También puede experimentar fiebre, fatiga y dolor de cabeza, ya que la exposición a menudo afecta a una gran superficie de la piel.

Aprende a protegerte

• Toma un baño o ducha fría para calmar el dolor.

• Aplica compresas de agua fría en el área afectada.

• Usa una loción humectante o crema. No uses vaselina, benzocaína o aceite.

• Utiliza gel de áloe en la zona afectada para ayudar a reducir el dolor y la inflamación.

• Deja intactas las ampollas para acelerar su proceso curativo; en caso de que revienten, aplica un antibiótico cutáneo.

Un poco más...

• No laves la piel con un jabón fuerte.

• Tomar ibuprofeno o analgésicos puede reducir las molestias causadas por las ampollas.

• Usa ropa ligera de fibras naturales como el algodón y la seda, mientras que la quemadura se cura.

Esto evita el daño adicional e irritación causados por las telas duras.

Recuerde que el mejor tratamiento es la prevención. Evite la exposición excesiva al sol y utilice protector solar si se expone a la luz solar directa.

Además, no subestimes la gravedad de la quemadura. La exposición al sol puede causar quemaduras de primero y segundo grado. Si piensas que la quemadura es grave, no dudes en llamar al 066 inmediatamente.

Fuente: Salud 180


5 vistas0 comentarios